sábado, 9 de enero de 2016

La vida se respeta! Lee esta reflexión

La conocí y nos gustamos, le dije – Oye que tal si nos escapamos? Me dijo; bueno. Nos arrancamos, tuvimos sexo y no nos cuidamos. A las semanas me dice que tiene atraso, le dije: Aquí estaré pa lo que sea, por si acaso! Pasan los meses de lo ocurrido al caso, llama y me dice: Tengo 3 meses de embarazo! No lo pensé, la fui a buscar, donde se esconde no la logré ubicar… Un día llega y me dice tenemos que hablar, lo nuestro fue un error y lo decidí abortar!

Me lo dice así tranquila que es lo que encuentro más tonto y yo por dentro lloro, no lo soporto! Mi hijo tuvo vida aunque el tiempo haya sido corto, en vez de hacerse responsable prefirió hacerse un aborto!

Cómo fuiste capaz de haber hecho algo así? Si no lo querías pudiste dármelo a mí, él no era responsable de lo que llamaste error, el error fue de nosotros y lo culpaste que es peor. No pidas que te entienda y que así no te hable, no tuvo que pagar de lo que fuimos responsables, no tuvo la culpa que lo nuestro no pudo ser. Cómo matar un bebé que no se puede defender? 


No lo tuve en mis brazos y lo llegue a querer, lo llegue a querer sin poderlo ver, me ilusioné, lo quise sin poderlo tener, Dios no te da cargas que tu no puedas cargar mujer! Pudo ser niño o una niñita, ser caballero, quizá una señorita, dices que no estás lista para un bebé parir, pero te crees madura pa las piernas abrir. Pudo ser cantante, abogado, futbolista… pudo ser bailarina o modelo de revista, pero no lo sabrás porque la vida le has quitado, y le pusiste fin a lo que muchas han soñado.


Si te ha gustado, compártelo para que muchos jóvenes se identifiquen en esta historia y hagan prevención de situaciones que pueden tener mejor solución.