domingo, 8 de noviembre de 2015

Cuando damos un nuevo paso...

Todos en nuestra vida nos encontramos en ese momento que necesitamos cambiar nuestro entorno, queremos establecer una nueva relación, un nuevo compromiso y por ello reflejamos una imagen que tiene que determinar lo que queremos que los otros vean y se nos acerquen.

Es necesario darnos tiempo antes de involucrarnos en una nueva relación... no podemos decidir "con éste sí... con éste no!" como cuando éramos pequeños, es hora de darnos cuenta que es lo que debemos tener en cuenta al momento de escoger. La mayor parte de personas escogen una pareja que les refleje el lado paterno/materno que los haga sentir bien dentro de la relación.

Somos nosotros que en realidad decidimos como y con quien relacionarnos, no debemos buscar las características o patrones que nos reflejen a papá o a mamá, ya que de alguna manera esto determina la forma como nos vamos a relacionar con esas personas, cambiemos ese proceso!

En cuanto sea posible el acercamiento de una nueva persona en tu vida, date el chance de conocerle, saber sus gustos, intereses, lo que espera de una relación de pareja. Te sentirás en atracción por su físico, su conversación, o por algunos intereses en común... pero se necesita más que eso para establecer una relación de pareja, lo principal que debes entender es que nadie puede cambiar a nadie, toca entender y comprender que si encuentras en esa persona actitudes y comportamientos que no son los que esperabas de esa persona en necesario decir NO! esto NO ES PARA MÍ!

Es más sano comenzar como amigos, trascender en el tiempo y encontrar esos intereses que harán que aflore la intimidad entre ambos, esto permitirá que estemos más seguros dentro de la relación.

Ama, ríe, involúcrate! pero sobre todo date tiempo de conocer a la gente, la base del éxito en una relación está en el respeto, la aceptación de las diferencias, soltar el pasado, vivir el presente y sobre todo mantener una excelente comunicación.... Feliz Día!